Según la Cámara Argentina de venta directa, en Argentina son 798.000 los emprendedores de venta directa y en un 92% de los casos son mujeres. No obstante, el Ministerio de Producción de la Nación reconoció, a su vez, que pese a que las mujeres avanzan en su rol profesional, hay una brecha del 27% en el salario y del 25% en la participación de la economía a favor del hombre en nuestro país. Además, el Ministerio estima que en el país hay más de 200.000 mujeres profesionales inactivas.

El negocio de venta directa sigue creciendo en Bolivia. Las empresas que utilizan este sistema para comercializar sus productos sumaron $us 360 millones en 2016. El sector representa el 1,1% del Producto Interno Bruto.

María Fernanda León, directora  ejecutiva de la Asociación Ecuatoriana de Venta Directa (AEVD), asegura que 800.000 personas en Ecuador trabajan en esta actividad, la cual genera más de $ 820 millones anuales al país. Pero, la venta directa tiene un beneficio desconocido: ayudó a la activación económica de Manabí, tras el terremoto del 16 de abril de 2016. 

Luego de tres años de haber anunciado sus intensiones de ingresar al mercado peruano, finalmente Mary Kay -una de las seis compañías de cosmética más grandes del mundo- iniciará sus operaciones locales el próximo 1 de septiembre bajo su modelo de venta directa.